miércoles, 29 de junio de 2016

Hoy vuelvo a buscar a la Luna para encontrar consuelo, pero no la encuentro y me quedo mirando a un cielo sin Luna.
Da miedo encontrarme así puesto que ella es la única que me da luz.
Vuelvo a mirar y encuentro diminutos puntos de luz, "estrellas", me dice mi mente.
Las vuelvo a mirar y pienso:
-Valientes las estrellas que no dejan de brillar aunque el Sol deslumbre,
Pero sigo sin encontrar consuelo.
Pienso que la Luna se fue hacía su ventana para mirarla mientras duerme, no estoy segura, no tengo quién me lo afirme.
Y aquí me hallo, mirando a un cielo vacío, triste... Sin nada que decirme.
Volveré a esperar un día más para ver si consigo conversar con la Luna.
Un día más para ver como la noche consume al Sol para dar la bienvenida a la Luna...