lunes, 4 de junio de 2012

Mi luna y tu estrella

- Oye, ¿puedes contarme una historia?

- ¿Una historia? jajaja ¿de cuando eras pequeña? Lo siento pero creo que sólo eso te lo puede contar tu madre.

- No tonto, ya enserio ¿puedes?

- Bueno...

+ Silencio...

- Oye, ¿estás bien?

- Sí, sí, sólo es que... Estaba buscando la historia adecuada para este momento.

- Ah... Bueno... Olvídalo, no dije nada. ¿Nos vamos?

- No, ahora escúchame, tú me  lo pediste y yo te la voy a contar.
 Fíjate en las estrellas, se ven de noche por qué su amante es la luna... Es algo raro de explicar, pues cuando el día los separa, esperan impacientes a que llegue la noche, para poder verse o abrazarse...

- Pero si las estrellas y la luna siempre están juntas aunque el sol no permite que se vean.

- Por eso mismo, el sol tiene celos de ese amor tan puro. Incluso, el sol algunos días deja de alumbrar a la luna, para que las estrellas no la vean... Es algo que duele, pero pasa lo mismo con nosotros. Muchas cosas se interponen entre nosotros, pero siempre la noche es testigo de nuestro amor...

- Entonces me estás diciendo que él... ¿Sol tiene celos de la luna?

- No, no mi pequeña, el sol está enamorado de la luna. Pero ese amor esta prohibido, pues cuando el sale, la luna se encierra, y el sol está solo en el cielo... A veces las nubes se le acercan, pero solo para que vea y sienta lo solo que esta... Entonces, cuando el sol se mete a descansar, y la luna sale, siente celos al ver que las estrellas se acercan a ella, para confirmar su amor...

- ¿Y ésta historia qué significa?

- Significa, que por muchas cosas que se interpongan entre tú y yo, siempre te amare. No importa el tiempo, ni las cosas que se interpongan, tú eres mi luna y yo soy tu estrella.



No hay comentarios:

Publicar un comentario