martes, 5 de junio de 2012

Lucho

Odio, rabia, dolor...
Son los sentimientos contra los que tengo que luchar día a día...
Y no me canso de combatirlos...
Llevo tanto tiempo luchando contra ellos, que si paro ahora sería extraño.

Soy yo

Esa soy yo, la pringada sin nombre ni apellidos.
Esa que te ve, te habla pero no te dice nada...

Me cago en Dios

Hoy me levante sin ganas de nada... 
Al salir de la cama, me pregunte. ¿qué hago? Es otro día donde el dolor se hace palpitante.
Da igual lo que haga, nunca se calma...
Lo peor de todo es qué... Otro palo. 
Dicen que los colecciones, y así te haces una cabaña... Pero es que yo ya tengo tantos, como para construirme una puta mansión de tres plantas.
¿ Irónico verdad?
La gente hace tantos juicios rápido, que no ven el daño que hacen. 
Es fácil mirar a la gente y hacer juicios rápidos sobre ellos, sus presentes y sus pasados, Pero estarías asombrada ante el dolor y las lagrimas que esconde una sola sonrisa. Lo que una persona muestra al mundo es solo una minúscula faceta del iceberg escondido de la vista. Y la mayoría de las veces, esta marcado con grietas y cicatrices que recorren todo el camino hasta los cimientos de su alma.
Aun el diablo puede llorar, cuando mira alrededor del infierno y se da cuenta de que esta solo.


lunes, 4 de junio de 2012

Mi luna y tu estrella

- Oye, ¿puedes contarme una historia?

- ¿Una historia? jajaja ¿de cuando eras pequeña? Lo siento pero creo que sólo eso te lo puede contar tu madre.

- No tonto, ya enserio ¿puedes?

- Bueno...

+ Silencio...

- Oye, ¿estás bien?

- Sí, sí, sólo es que... Estaba buscando la historia adecuada para este momento.

- Ah... Bueno... Olvídalo, no dije nada. ¿Nos vamos?

- No, ahora escúchame, tú me  lo pediste y yo te la voy a contar.
 Fíjate en las estrellas, se ven de noche por qué su amante es la luna... Es algo raro de explicar, pues cuando el día los separa, esperan impacientes a que llegue la noche, para poder verse o abrazarse...

- Pero si las estrellas y la luna siempre están juntas aunque el sol no permite que se vean.

- Por eso mismo, el sol tiene celos de ese amor tan puro. Incluso, el sol algunos días deja de alumbrar a la luna, para que las estrellas no la vean... Es algo que duele, pero pasa lo mismo con nosotros. Muchas cosas se interponen entre nosotros, pero siempre la noche es testigo de nuestro amor...

- Entonces me estás diciendo que él... ¿Sol tiene celos de la luna?

- No, no mi pequeña, el sol está enamorado de la luna. Pero ese amor esta prohibido, pues cuando el sale, la luna se encierra, y el sol está solo en el cielo... A veces las nubes se le acercan, pero solo para que vea y sienta lo solo que esta... Entonces, cuando el sol se mete a descansar, y la luna sale, siente celos al ver que las estrellas se acercan a ella, para confirmar su amor...

- ¿Y ésta historia qué significa?

- Significa, que por muchas cosas que se interpongan entre tú y yo, siempre te amare. No importa el tiempo, ni las cosas que se interpongan, tú eres mi luna y yo soy tu estrella.