lunes, 13 de diciembre de 2010

Para ti, mamá.


Demuestras lo que vales día tras día, sin importar la rutina.
Eres digna de admirar. No te rindes ni cuando la tormenta arrea fuerte.
Eres una mujer fuerte y valiente. Te levantaste de palos que muy pocas personas podrían.
Me encanta como eres, pues tienes palabras para todo. Nunca te quedas callada.
Has sabido guiarme por el camino recto, y si me desvío me pones de nuevo en el camino correcto.
Ha lo largo de la vida, las parcas me han puesto pruebas difíciles, situaciones en las que no tenia ni idea de que hacer.
Pero tú has estado hay, a mi lado, aconsejándome y levantándome. Me has dado tu apoyo incondicional. No sabes lo que me alegra llegar del colegio y verte en la mesa.
No sabes como me alegra venir de la calle y verte.
Eres la persona que siempre esta hay.
Me encanta decir a la gente de la calle que no tiene ni idea.
"Sí, ella es mi MADRE."
Estoy orgullosa. Tengo una madre de película.
Simplemente, lo mejor que las parcas me dieron, fue nacer en esta familia.
Gracias por no tirar la toalla conmigo.
Gracias por enseñarme lo que es la vida.
Simplemente gracias por demostrarme que los milagros existen en la realidad.
Porque tú eres uno.
Te quiero, solo puedo decir eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario